¿Cuál es la responsabilidad personal del Administrador con la Seguridad Social por las deudas de la empresa?

En DADES i SERVEIS te recordamos que la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) podría derivar responsabilidad personal a los administradores de una sociedad mercantil sin necesidad de que se produzca un pronunciamiento judicial por las deudas en materia de seguridad social.

El artículo que habilita esta situación es el 367 de la Ley de Sociedades de Capital, LSC. Responsabilidad solidaria de los administradores: “Responderán solidariamente de las obligaciones sociales posteriores al evento de la causa legal de disolución los administradores que incumplan la obligación de convocar en el plazo de dos meses la junta general para que adopte, en su caso, el acuerdo de disolución, así como los administradores que no soliciten la disolución judicial o, si procediera, el concurso de la sociedad, en el plazo de dos meses a contar desde la fecha prevista para la celebración de la junta, cuando ésta no se haya constituido, o desde el día de la junta, cuando el acuerdo hubiera sido contrario a la disolución”.

La TGSS dispone de dos vías para exigir estas deudas: vía judicial o directamente en vía recordatoria. Por lo tanto, cuando el administrador incumple esta obligación y tiene deudas con la TGSS se dan las premisas para que ésta inicie la derivación de responsabilidad ante la actuación del administrador. Sin embargo, se deberían cumplir los siguientes puntos:

  1. Necesidad de que concurra causa de disolución de la sociedad.
  2. ¿Cuándo hay causa de disolución? El artículo 363.1 de la LSC establece que “1. La sociedad de capital deberá disolverse: d) por pérdidas que dejen reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social, a no ser que éste se aumente o se reduzca en la medida suficiente. Y siempre que no sea procedente solicitar la declaración de concurso.
  3. ¿Cómo lo acredita la TGSS? Pues mediante balances de situación o cualquier otra forma indirecta que justifique la causa legal.
  4. Si no tiene las pruebas necesarias no puede trasladar esta responsabilidad a los administradores. Es decir, el hecho de impago de las cuotas no es suficiente para derivar la responsabilidad a los administradores.
  5. Actuación / omisión dolosa o negligente del administrador en el ejercicio de su cargo que derivaría del incumplimiento del artículo 367 de la LSC. No convocar Junta General para disolver la sociedad o en todo caso solicitar concurso.
  6. Existencia de relación de causalidad entre la actuación del administrador y la deuda. En este caso, se responderá de las deudas a partir del momento en que se dé la causa legal de disolución.

Si necesitas cualquier aclaración sobre este asunto no dudes en consultarnos.

DADES & SERVEIS S.A. utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor navegación y servicio, analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web.

Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Para cambiar su configuración u obtener más información consulte nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies