¿Cuántas veces has comprado por internet y te has arrepentido?

Si bien es cierto que poder devolver lo que has adquirido por internet, en el caso de que por lo que sea el producto no te convenza, es un argumento de ventas para atraer compradores y lograr un mayor volumen de ventas, hay que tener presente que con la ley en la mano el “vendedor digital” está obligado a satisfacer al “comprador digital” en caso de que éste decida devolver el producto. Es lo que se llama derecho de desistimiento.

 

Así pues, aunque en términos generales, la sociedad siempre va un paso por delante de la legislación, ya hace años que la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios y el Código de Consumo de Catalunya, por transposición de la Directiva 2005/29 / CEE del Parlamento Europeo y del Consejo, recogen el derecho de desistimiento para las compras realizadas a distancia. Es decir, aquellas realizadas, por ejemplo, por teléfono, fax o, sobretodo, por internet. No hace falta decir que las efectuadas a través de la red son, con diferencia, las más destacadas y las que mayor crecimiento están experimentando y experimentarán.

 

El derecho de desistimiento o la facultad del consumidor de devolver los productos adquiridos pretende, precisamente, equiparar los derechos de postventa de las compras a distancia con las que no lo son. Y por ello establece, en términos generales, 14 días naturales para ejercer este derecho y dejar sin efecto el contrato.

 

El ámbito de aplicación del derecho de desistimiento no es absoluto y la normativa limita su aplicación ya que en determinados casos, por la naturaleza de los productos o los servicios que se adquieren, no se prevé la aplicación.

 

Estas son algunas de las especificidades del derecho de desistimiento:

 

– En la mayoría de los supuestos de contratación fuera del establecimiento mercantil se prevé disponer de este derecho.

– El límite temporal para ejercer este derecho es de 14 días naturales desde el día que se recibió el producto. O en el caso de prestación de servicios, desde el día de celebración del contrato.

– No es necesario justificar la decisión de desistimiento del contrato ni indicar ningún motivo al vendedor, pero es muy recomendable comunicar al vendedor el ejercicio del derecho por escrito o por cualquier medio a fin de que quede constancia.

– El ejercicio del derecho de desistimiento no puede suponer ningún coste para el consumidor, salvo alguna excepción, y el empresario deberá abonar lo que hubiera recibido. Asimismo, el consumidor también tendrá que devolver todo lo que hubiera recibido en relación al contrato.

– El vendedor dispondrá de un plazo de 14 días a contar desde el día que fue informado del ejercicio del derecho de desistimiento para devolver todo lo que se le hubiera abonado.

 

Por último, no sólo es importante que como consumidores conozcamos los derechos que nos protegen de posibles abusos contractuales, sino que como empresarios, es obligado informar de la disposición de este derecho. Y, concretamente, la normativa establece que esta información deberá estar redactada de forma clara, precisa y comprensible.

 

Así que cuidado con la letra pequeña, ya que la ley prevé sanciones en caso de incumplimiento de estas obligaciones.

 

Joan Montoro

Abogado de Dades i Serveis

DADES & SERVEIS S.A. utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor navegación y servicio, analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web.

Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Para cambiar su configuración u obtener más información consulte nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies