Derechos y obligaciones de la excedencia voluntaria. ¿Los conoces?

¿Qué es una excedencia voluntaria? Es un permiso por un período de tiempo que el trabajador puede pedir a la empresa. Durante este tiempo se suspende el contrato de trabajo y el empleado no tiene la obligación de ir a trabajar y la empresa no tiene la obligación de pagar el salario o cotizar por él. Sin embargo, deberíamos remarcar que la excedencia voluntaria no es una causa “típica” de suspensión del contrato ya que existe el derecho a la reserva del puesto de trabajo. Eso sí, si por convenio colectivo o por pacto individual se acuerda la reincorporación al mismo puesto de trabajo entonces sí que estaríamos en una verdadera suspensión del contrato de trabajo.

¿Cuándo se puede solicitar una excedencia voluntaria? El trabajador puede disfrutar de excedencia voluntaria, por un plazo no menor a cuatro meses y no mayor a cinco años, sin la necesidad de especificar el motivo, siempre que reúna los siguientes requisitos:

– Disponer, como mínimo, de un año de antigüedad en la empresa.

– Que hayan transcurrido, en su caso, más de cuatro años desde el final de la anterior excedencia.

¿Todo el mundo tiene derecho a una excedencia? Tanto el trabajador con contrato indefinido como el trabajador con contrato temporal tienen derecho a solicitar una excedencia. El derecho a la excedencia voluntaria debe ser calificado como derecho necesario; por lo tanto, aunque el ejercicio de este derecho por parte del trabajador es potestativo, la empresa está obligada a conceder la excedencia siempre que el trabajador reúna los requisitos exigidos. Será necesaria la solicitud del trabajador y su reconocimiento por parte la empresa.

¿Cómo se gestiona una excedencia voluntaria? Aunque la normativa no dice nada sobre la forma y contenido de la comunicación de solicitud y del reconocimiento por parte de la empresa, la misma debe hacerse por escrito y debe constar la fecha de inicio de la excedencia y la duración.

Aspectos a considerar durante la excedencia

Una vez autorizada la excedencia por la empresa ni la empresa ni el trabajador pueden modificar los términos de la excedencia de forma unilateral.

Si el empresario finaliza la relación laboral basándose en la negativa del trabajador a reincorporarse al trabajo antes de que finalice la excedencia, esto constituye un despido improcedente.

Concedida la excedencia por la empresa y, antes de iniciar su disfrute, el trabajador puede manifestar su renuncia a la misma, comunicando su decisión de continuar prestando servicios, siempre que no implique un perjuicio para terceros, como sucede si en el momento de producirse existía ya un compromiso entre la empresa y el nuevo trabajador que debía sustituir

La falta de respuesta por parte del empresario a la solicitud de excedencia no supone la estimación por silencio positivo; aunque el empleador sea una administración pública.

La conducta del trabajador que, erigiéndose en definidor de su propio derecho, deja de ir al trabajo, sin que haya reconocimiento empresarial expreso o judicial de la excedencia, puede ser considerada como dimisión o abandono.

¿Durante cuánto tiempo se puede disfrutar de una excedencia voluntaria? La duración de la excedencia no puede ser inferior a cuatro meses ni superior a cinco años. El trabajador debe determinar la duración de la excedencia dentro de estos límites en función de sus intereses, pudiendo solicitarse por un plazo cierto o por un plazo indeterminado dentro de dichos límites. Por convenio colectivo se puede establecer un mayor plazo de duración de la excedencia.

No se hace referencia en la normativa a la posibilidad de prórrogas en el disfrute de la excedencia voluntaria. Se considera que el trabajador puede solicitar la excedencia por un periodo inferior al máximo y, posteriormente, antes de finalizar ésta solicitar la prórroga o prórrogas sucesivas siempre que no se sobrepase el límite máximo de cinco años. La concesión de la prórroga no es un derecho del trabajador, y la empresa lo puede denegar.

¿Cuáles son los efectos que produce la excedencia voluntaria en la relación laboral?

Básicamente son cuatro:

Exoneración de las obligaciones recíprocas de trabajar y remunerar el trabajo.

No extinción del vínculo laboral.

El tiempo en excedencia no computa a efectos de antigüedad.

El trabajador conserva un derecho preferente al reingreso en caso de vacantes iguales o similares a su grupo profesional, que existan o puedan producirse en la empresa.

¿Cuáles son los efectos respecto a la Seguridad Social?

Los más destacados son:

La empresa debe cursar la baja en la Seguridad Social con efectos de la fecha de inicio de la excedencia, no existiendo obligación de cotizar durante esta situación.

El trabajador no está en situación asimilada al alta.

El trabajador en situación de excedencia podría suscribir un convenio especial con la Seguridad Social.

¿Cuáles son las obligaciones del trabajador? El trabajador en excedencia voluntaria tiene la obligación de solicitar el reingreso antes de que termine dicha situación. De no hacerlo así, decae el derecho a la reincorporación.

Si el trabajador no puede incorporarse la situación de excedencia voluntaria se prorroga tácitamente de forma automática y sin limitación temporal hasta que se produzca la vacante adecuada, quedando vigente el derecho preferente al reingreso a través del tiempo. Durante este periodo, el trabajador no se encuentra en situación legal de desempleo a efectos de poder percibir la prestación

Si tienes cualquier pregunta al respecto no dudes en contactar con DADES i SERVEIS.

DADES & SERVEIS S.A. utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor navegación y servicio, analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web.

Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Para cambiar su configuración u obtener más información consulte nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies