Embarazo de riesgo y riesgo durante el embarazo no es lo mismo

En DADES i SERVEIS te recordamos que el embarazo de riesgo se refiere a una situación clínica del propio embarazo que supone un riesgo para la madre o su hijo, pero que no está relacionado con el trabajo. Mientras que el riesgo durante el embarazo tiene que ver con una situación en la que hay un riesgo específico asociado al puesto de trabajo.

¿Qué prestaciones están asociadas al embarazo de riesgo? En este caso la trabajadora tendrá derecho a una prestación de incapacidad temporal por contingencia común (accidente no laboral o enfermedad común). El médico de cabecera será quien haga el informe de baja si considera que es conveniente que deje de trabajar durante algún tiempo debido a su embarazo de riesgo. Esto dará lugar a una prestación económica de incapacidad temporal por enfermedad común, a partir del cuarto día de baja laboral.

¿Qué prestaciones están asociadas al riesgo durante el embarazo? Las situaciones por riesgo durante el embarazo se producen cuando los agentes, condiciones o procedimientos del puesto de trabajo pueden influir negativamente en la salud de la madre gestante y de su hijo.

En primer lugar la empresa debería garantizar que la mujer pueda seguir ejerciendo su trabajo sin riesgo para ella o para su hijo. ¿Cómo? Debe adoptar medidas preventivas complementarias. Si esto no fuera posible la normativa permite cambiarla temporalmente de puesto de trabajo a otro exento de riesgos. ¿Qué hacemos si ninguna de las dos opciones es posible? En caso de que la empresa no pueda técnicamente adoptar medidas preventivas o cambiarla temporalmente de puesto de trabajo se procederá a la suspensión del contrato de trabajo y la trabajadora percibirá una prestación económica por riesgo durante el embarazo, equivalente al cien por ciento de su base reguladora.

Por lo tanto, la prestación económica por riesgo durante el embarazo está condicionada a dos hechos: que las condiciones del puesto de trabajo de la embarazada puedan influir negativamente en la salud de la madre gestante y en la imposibilidad de su empresa de poder adoptar medidas preventivas o de cambiarla temporalmente a otro puesto de trabajo.

Son ejemplos de riesgo durante el embarazo aquellas profesiones donde hay agentes, condiciones o requerimientos físicos: como carga de pesos, permanecer de pie, realización de posturas forzadas o inestables, condiciones ambientales como temperatura o alto nivel de ruido. Sin embargo, la casuística es muy particular y se debe analizar cada caso concreto. Si la contingencia profesional está cubierta por la mutua, le corresponde a ésta la declaración del derecho al subsidio.

¿A quién le corresponde el reconocimiento del derecho de dicha prestación? Corresponde al INSS, mutua colaboradora con la Seguridad Social o empresa autorizada a colaborar en la gestión que tenga a su cargo la protección de estas contingencias.

¿Qué diferencias hay en cuanto a la prestación económica? La diferencia entre una situación y otra es relevante, sobre todo a nivel económico. Mientras que con el embarazo de riesgo se cobra el 60 por ciento de la base reguladora desde el día 4 al 21. Y a partir del día 21 de baja el 75 por ciento (a menos que la empresa, por decisión propia o imperativo del convenio colectivo, abone la diferencia), en la prestación por riesgo durante el embarazo se cobra el cien por cien de la base reguladora.

Si necesitas cualquier aclaración o más información sobre este tema no dudes en consultarnos.

DADES & SERVEIS S.A. utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor navegación y servicio, analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web.

Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Para cambiar su configuración u obtener más información consulte nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies