ERTE. Dades i Serveis responde

Estos días son muchas y muy variadas las consultas que nos hacen llegar nuestros clientes. Una necesidad de información comprensible y plenamente justificada ante la emergencia sanitaria que vive el país por la pandemia por coronavirus. Una crisis que está teniendo una incidencia directa, y hasta ahora desconocida, en la vida de las personas y la economía del país.

En este artículo hemos recopilado y dado respuesta a una serie de conceptos básicos.

¿Qué es un ERTE? Un ERTE, expediente de regulación de empleo temporal, permite suspender de forma temporal los contratos de los trabajadores afectados, al tiempo que contempla su reincorporación cuando se reactive la actividad. En el caso de fuerza mayor tiene una tramitación especial ya que no es necesario el acuerdo con los trabajadores o sus representantes y queda bajo la autorización de la administración laboral.

¿Qué es la fuerza mayor? La existencia de fuerza mayor la debe validar la autoridad laboral. El procedimiento se iniciará mediante la solicitud de la empresa, acompañada de las pruebas que estime necesarias. De manera simultánea se comunicará este hecho a los representantes legales de los trabajadores, los cuales tienen la condición de parte interesada en la totalidad de la tramitación del procedimiento.

¿Cuándo existe fuerza mayor? Durante el actual estado de alarma por el coronavirus la causa de fuerza mayor vendrá determinada por estos supuestos:

– Suspensión o cancelación de actividades.

– Cierre temporal de locales de afluencia pública.

– Restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y/o mercancías.

– Falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad.

– Situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivas decretadas por la autoridad sanitaria que queden debidamente acreditadas.

¿Cuándo se puede aplicar un ERTE? Un ERTE por causa de fuerza mayor se puede aplicar a partir del momento en que se produce la causa de fuerza mayor. Ahora bien, deberá ser constatada por la autoridad laboral. Se aplicará independientemente al número de trabajadores de la empresa y del número de afectados por la suspensión. La resolución de la autoridad laboral se dictará en el plazo de cinco días desde la solicitud y debe limitarse a constatar la existencia de la fuerza mayor. Una vez notificada y constatada la causa, la empresa comunicará la decisión final tanto a los trabajadores como a la autoridad laboral.

¿Qué porcentaje del sueldo cobrarán los afectados por un ERTE? Los trabajadores afectados por una suspensión temporal de empleo motivada por el coronavirus perciben la prestación por desempleo. La cantidad es del 70 por ciento de la base reguladora de su cotización a la Seguridad Social durante los primeros 180 días. A partir del día 181 de suspensión del contrato los empleados comienzan a percibir el 50 por ciento de la base reguladora.

¿Cómo afecta un ERTE a la prestación del paro?

– Se reconoce la prestación por desempleo, aunque el trabajador no tenga el periodo de ocupación mínimo cotizado.

– No se computa el tiempo en que se perciba la prestación por desempleo de nivel contributivo que lleve su causa inmediata de dichas circunstancias extraordinarias, a efectos de cómputo máximo de la prestación.

– La duración de la prestación se extenderá hasta la finalización del período de suspensión del contrato de trabajo o de la reducción temporal de la jornada de trabajo.

– De forma excepcional, y debido al cierre de las oficinas de empleo, la presentación de las solicitudes de alta inicial o reanudación de la prestación y el subsidio por desempleo realizada fuera de los plazos establecidos legalmente no implicará que se reduzca la duración del derecho a la prestación correspondiente.

¿Qué ocurre con las cotizaciones? En un ERTE por fuerza mayor se aplica la exoneración de las cuotas empresariales de la Seguridad Social según el número de trabajadores que estuvieran dados de alta el 29 de febrero de 2020. Con estos tramos:

Menos 50 trabajadores: cien por cien de exoneración.

50 o más trabajadores: 75 por ciento de exoneración.

Para los trabajadores este periodo tiene la consideración como efectivamente cotizado a todos los efectos.

Importante. Se establece una salvaguarda de empleo consistente en el compromiso por parte de la empresa de mantener el nivel de empleo durante un plazo de seis meses, desde la fecha de reanudación de la actividad.

Si necesitas más información no dudes en contactar con DADES i SERVEIS.

Entradas Relacionadas

DADES & SERVEIS S.A. utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor navegación y servicio, analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web.

Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Para cambiar su configuración u obtener más información consulte nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies