Novedades en los ERTE prorrogados hasta el 30 de septiembre

En DADES i SERVEIS te recordamos que el Gobierno del Estado ha aprobado la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo, ERTE, hasta el 30 de septiembre, como una medida para luchar contra la crisis provocada per la pandemia de la Covid-19.

Entre los principales acuerdos que se recogen en el Real Decreto-ley 24/2020, de 26 de junio y publicados en el BOE número 178 del 27 de junio, destacar que:

A los trabajadores afectados por un ERTE, tanto si es de fuerza mayor total, parcial, basados en causas productivas o los tramitados en caso de rebrote, se les reconocerá la prestación, aun cuando no acrediten periodo de cotización previo. Y se les pondrá el contador a cero.

Se crea el denominado ERTE de transición para las empresas que aún tengan problemas para reiniciar la actividad. En estos casos las exoneraciones en las cotizaciones serán decrecientes. Para las que tengan menos de 50 trabajadores, la exoneración será del 70 por ciento en julio, del 60 por ciento en agosto y del 35 por ciento en septiembre. En el caso de las empresas con 50 trabajadores o más, las exenciones serán del 50 por ciento, del 40 por ciento y del 25 por ciento en julio, agosto y septiembre, respectivamente.

Se prorrogan los ERTE de fuerza mayor (antes parcial) para las empresas que reincorporen a parte de su plantilla. La prórroga mantiene el espíritu actual de bonificar más a las empresas por los trabajadores activados que a los que se quedan suspendidos. En las empresas con menos de 50 trabajadores, las exoneraciones serán del 60 por ciento para los trabajadores activados y del 35 por ciento para los no activados durante los meses de julio, agosto y septiembre. Para las empresas con 50 y más trabajadores, las exoneraciones serán del 40 por ciento para los trabajadores activados y del 25 por ciento para los no activados durante los tres próximos meses.

Los procedimientos de regulación temporal de empleo basados en causas económicas, técnicas, organizativas y de producción derivadas de la Covid-19 iniciados antes y tras la entrada en vigor del presente Real Decreto-ley, siempre y cuando, en este último caso, sean inmediatamente consecutivos a un ERTE de fuerza mayor, y hasta el 30 de septiembre de 2020 se podrán acoger a las condiciones en materia de exoneraciones a la cotización de los ERTE por fuerza mayor.

Se crea la figura de un nuevo tipo de ERTE para casos excepcionales en los que una empresa tenga que cerrar su centro de trabajo como consecuencia de un rebrote de la pandemia. En estos casos se establece una exoneración en las cotizaciones a la Seguridad Social del 80 por ciento para los trabajadores inactivos; del 60 por ciento para los activos en el caso de las empresas de menos de 50 empleados, y del 60 por ciento para los inactivos y del 40 por ciento para los activos para las empresas de más de 50 empleados.

Aspectos a tener en cuenta

Las empresas que se acojan a las exoneraciones previstas deberán mantener el empleo durante un período de seis meses.

Durante el ERTE las empresas no podrán despedir ni repartir dividendos. Quedan fuera del ámbito de aplicación de los ERTE las empresas radicadas en paraísos fiscales.

Los trabajadores de una empresa con un ERTE no podrán realizar horas extra. No estará permitido que las empresas contraten ni externalicen.

Ayudas  a autónomos

En este aspecto hay que mencionar que los beneficiarios de la prestación extraordinaria no tendrán que pagar las cotizaciones sociales del mes de julio y tendrán una exoneración del 50 por ciento en las de agosto y del 25 por ciento en las de septiembre, lo que supondrá un ahorro mínimo de más de 500 euros por autónomo durante los próximos tres meses.

Para aquellos autónomos cuya actividad aún siga muy afectada, podrán acceder a la prestación por cese de actividad ordinario si su facturación en el tercer trimestre es un 75 por ciento más baja que la del mismo periodo del año pasado, siempre y cuando sus rendimientos netos en el periodo no superen la cuantía equivalente a 1,75 veces el SMI del trimestre. Esta posibilidad, que será compatible con la actividad, supone un beneficio económico mínimo de 930 euros al mes por trabajador, ya que significa una prestación económica equivalente al 70 por ciento de la base reguladora más la exoneración de las cuotas por contingencias comunes.

Para acceder a esta prestación ordinaria compatible con la actividad, no es necesario esperar a que termine el trimestre. Los trabajadores autónomos que estimen que pueden ser beneficiarios de la prestación pueden solicitarla en cualquier momento. Posteriormente se realizará una verificación del cumplimiento de los requisitos.

Los autónomos tienen la posibilidad de renunciar a la prestación durante esos tres meses si ven recuperada su actividad.

Como novedad, se establecen ayudas específicas al colectivo de los autónomos de temporada. En su caso, podrán acceder a la prestación extraordinaria (del 70 por ciento de la base reguladora más la exoneración de las cotizaciones sociales) con efectos desde el 1 de junio hasta el 31 de octubre.

Podrán solicitar estas ayudas aquellos cuyo único trabajo a lo largo de los últimos dos años se hubiera desarrollado en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o en el Régimen Especial de Trabajadores del Mar durante los meses de marzo a octubre y hayan permanecido en alta en los citados regímenes como trabajadores autónomos durante al menos cinco meses al año durante ese periodo. Además, sus ingresos en 2020 no podrán superar los 23.275 euros.

Si necesitas más información no dudes en contactar con DADES i SERVEIS.

Entradas Relacionadas

DADES & SERVEIS S.A. utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor navegación y servicio, analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web.

Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Para cambiar su configuración u obtener más información consulte nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies