Prorrogados los ERTE hasta el 30 de junio

En DADES i SERVEIS te informamos que los expedientes de regulación temporal de empleo, ERTE, se pueden prorrogar hasta el 30 de junio, siempre que sean por fuerza mayor y como consecuencia de la crisis económica derivada por la pandemia de coronavirus.

¿Qué empresas pueden acogerse a la medida? Todas las que estén en un ERTE por fuerza mayor y no puedan emprender todavía su actividad. Por lo tanto, el expediente se mantendrá mientras subsistan las causas que lo provocaron.

El Real Decreto Ley que entra en vigor el 13 de mayo de 2020 establece la posibilidad de que las empresas y entidades afectadas por un ERTE de fuerza mayor puedan proceder a reincorporar a los trabajadores incluidos en su día al expediente. Deberán hacerlo en la medida necesaria para el desarrollo de su actividad, considerando los ajustes en términos de reducción de jornada.

Uno de los requisitos imprescindibles para proceder a la reincorporación total o parcial en el trabajo es hacer la comunicación correspondiente a la autoridad laboral en un plazo de 15 días desde el inicio de la actividad. Así como hacer la comunicación con carácter previo al Servicio Público Estatal de Empleo, SEPE.

Es muy importante que nos comuniques las incorporaciones y variaciones del ERTE 24 horas antes para poder realizar los trámites anteriores. Te recordamos que la reducción de jornada sólo puede ser entre el 10 y el 70 por ciento de la jornada contratada.

Exoneración de cuotas empresariales devengadas en mayo y junio

Se exonera a las empresas y entidades afectadas por un ERTE por fuerza mayor del pago de la aportación de las cuotas empresariales que les correspondan, devengadas en mayo y junio de 2020, de las siguientes cuantías:

– La totalidad de la cuota si, a 29 de febrero de 2020, tenían menos de 50 trabajadores dados de alta en la Seguridad Social.

– El 75 por ciento de la cuota si a 29 de febrero de 2020 tenían dados de alta 50 o más trabajadores.

Para las empresas y entidades afectadas por un ERTE por fuerza mayor parcial, los porcentajes de exoneración de cuotas dependerán del volumen de trabajadores de estas empresas y entidades que reinicien la actividad y que continúen con sus contratos en suspenso, así como los períodos y porcentajes de jornada afectados por este reinicio y por esta suspensión. Con estos condicionantes, la exención de cuotas empresariales llegará a las siguientes cuantías:

Respecto de los trabajadores que reanuden su actividad:

– Para empresas y entidades que el 29 de febrero tenían en situación de alta menos de 50 trabajadores: el 85 por ciento de la cuota en mayo y el 70 por ciento en junio.

– Quienes en aquella fecha tenían 50 o más trabajadores dados de alta: el 60 por ciento en mayo y el 45 por ciento en junio.

En cuanto a los trabajadores que continúen con sus actividades suspendidas:

– Para empresas y entidades que el 29 de febrero tenían dados de alta menos de 50 trabajadores: el 60 por ciento en mayo y el 45 por ciento en junio.

– Quienes en aquella fecha tenían 50 o más trabajadores dados de alta: el 45 por ciento en mayo y el 30 por ciento en junio.

Salvaguarda del empleo en los ERTE por fuerza mayor

La obligación de mantener el empleo durante los seis meses siguientes a la fecha de la reanudación de la actividad se efectuará en los siguientes términos y condiciones:

– Esta obligación se limita a las empresas con ERTE por fuerza mayor total o parcial.

– Se entiende por reanudación de la actividad la reincorporación al trabajo de las personas afectadas por el expediente.

No se considerará incumplimiento de la condición de salvaguarda del empleo en los supuestos de:

– Extinción del contrato por despido disciplinario procedente.

– Dimisión.

– Muerte.

– Jubilación.

– Incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez.

– Personas con contrato fijo-discontinuo, cuando éste no suponga un despido sino una interrupción del mismo.

– Cuando el contrato temporal se extinga por expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio o cuando no pueda realizarse de forma inmediata la actividad objeto de contratación.

– De este compromiso de mantenimiento del empleo, quedan excluidas las empresas que estén en riesgo de concurso de acreedores.

Cabe decir que las empresas que incumplan este compromiso deben reintegrar la totalidad del importe de las cotizaciones exoneradas con el recargo y los intereses de demora correspondientes, según lo establecido en las normas recaudatorias en materia de Seguridad Social, previa actuación al efecto de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que acredite el incumplimiento y determine los importes a reintegrar.

Si necesitas más información no dudes en contactar con DADES i SERVEIS.

Entradas Relacionadas

DADES & SERVEIS S.A. utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor navegación y servicio, analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web.

Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Para cambiar su configuración u obtener más información consulte nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies