Quiero dejar mi trabajo. ¿Cómo lo hago?

En DADES i SERVEIS te recordamos que la extinción de un contrato laboral debe efectuarse siempre de acuerdo a lo que establece la ley. Ahora bien, qué pasos debe seguir el trabajador cuando es él quien desea rescindir el contrato.

Dimisión

La dimisión consiste en la facultad del trabajador de rescindir libremente el contrato sin necesidad de alegar causa alguna para ello. Es una declaración de voluntad que produce por sí misma la extinción de la relación contractual cuando se cumplan dos requisitos básicos:

  • Exteriorización clara de la voluntad, libre y voluntaria de dejar el trabajo.
  • Comunicación, preaviso, con suficiente antelación.

Para que exista la baja voluntaria es preciso que el trabajador exprese su intención de forma clara e inequívoca.

Se considera, entre otros supuestos, que existe extinción contractual decidida voluntariamente cuando se especifica por estas vías:

  • Comunicación verbal al representante de los trabajadores, al encargado o al dueño del negocio.
  • Carta al consejo de administración cuando el trabajador es un alto directivo.
  • Correo o WhatsApp a la propiedad.
  • Presentación de escrito de la baja voluntaria en la sede de la empresa.

Consecuencias de la dimisión para el trabajador siempre que éste no actúe según lo referido anteriormente:

  • La empresa podría denunciar al trabajador por daños y perjuicios.
  • El ocupador podría descontar en la liquidación que corresponda al trabajador los días no preavisados.
  • No percibir las prestaciones por desempleo.

Abandono del puesto de trabajo

A diferencia de la dimisión, que sigue unos cauces informativos previos y reglados, el abandono del puesto de trabajo resulta problemático, y se produce cuando el trabajador interrumpe súbitamente y sin preaviso la relación laboral.

La actuación del trabajador consistente en la no asistencia al trabajo puede derivarse de un incumplimiento de su obligación de trabajar o bien constituir una expresión tácita de dar por terminada la relación laboral mediante su dimisión. El régimen jurídico varía sustancialmente según la respuesta, puesto que, en el caso de que se trate de un mero incumplimiento, éste está sometido al régimen disciplinario.

Diferencias entre el abandono y el incumplimiento contractual

Respecto a las diferencias entre el abandono y el incumplimiento laboral sancionable, los tribunales han establecido que para que exista causa extintiva del contrato es preciso la actuación tácita o expresa, pero siempre clara y determinante, por parte del trabajador que demuestre la voluntad de no continuar en su puesto de trabajo.

En este sentido, a los efectos de delimitar el llamado abandono frente al despido disciplinario por falta de asistencia al trabajo, se subraya que éstas (las faltas de asistencia) tienen sentido dentro de un régimen disciplinario y por lo tanto podría ser sancionado con la extinción del contrato.

Por otra parte, la decisión de la empresa de extinguir la relación laboral con el trabajador, no mediando la dimisión de éste, se considera un despido que, careciendo de causa que lo justifique, ha de considerarse improcedente.

Si necesitas más información no dudes en contactar con DADES i SERVEIS.

Entradas Relacionadas

DADES & SERVEIS S.A. utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor navegación y servicio, analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web.

Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Para cambiar su configuración u obtener más información consulte nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies