Respuestas a preguntas en momentos inciertos

Últimamente, y ante la incertidumbre sobre qué pasará a finales del mes de septiembre, queremos hacer un resumen de la situación actual dando respuesta a muchas de las consultas que nos llegan a DADES i SERVEIS, referidas a la crisis provocada por la pandemia de la Covid-19.

Antes que nada, habría que explicar que la situación actual es absolutamente extraordinaria. No sólo por la cantidad de normas que van surgiendo en diferentes ámbitos: civil, laboral, sanitario… sino que muchas veces son difíciles de interpretar y de aplicar, como sería toda la tramitación de las prestaciones por desempleo. Dicho esto, ¿cómo encararemos este final de septiembre?

¿Qué pasa si una persona trabajadora se contagia?

Permanecerá en situación de incapacidad temporal (Criterio 2/2020 de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social) asimilada a contingencia profesional y, por tanto, no puede ir a trabajar.

¿Y si le obligan a estar en aislamiento preventivo?

Se considera que estos empleados están en situación de incapacidad temporal, asimilada a accidente de trabajo y, por tanto, no pueden desarrollar su actividad. (Real Decreto Ley 7/2020, de 12 de marzo).

Si hay un cierre de los colegios por la Covid-19, ¿qué pueden hacer los padres trabajadores si su hijo no está contagiado, pero debe estar en aislamiento preventivo?

A día de hoy no hay una respuesta concreta. Por tanto, el trabajador tiene la obligación de ir a trabajar. Eso sí, con todas las precauciones posibles.

¿Cómo se puede desatascar el conflicto laboral-familiar?

El ordenamiento laboral permite negociar las siguientes medidas; pactar vacaciones o permisos sin sueldo, excedencias para el cuidado de los hijos, crear una bolsa de horas…

Además, deberíamos atender a lo que se apunta en el artículo 6 del “Plan MeCuida”, del Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo que en resumen nos dice:

Los trabajadores que acrediten necesaria su presencia para la atención personal y directa, como consecuencia de la Covid-19, al cónyuge o pareja de hecho, así como familiares por consanguinidad, hasta el segundo grado, tendrán derecho a acceder a la adaptación de su jornada y/o la reducción de la misma. Es un derecho individual de cada uno de los progenitores o cuidadores, debiendo ser justificado, razonable y proporcionado en relación a la situación de la empresa, particularmente en el caso de que sean varias las personas que accedan a ella en la misma empresa. Empleador y empleado deberán hacer todo lo posible para llegar a un acuerdo. Los conflictos que puedan generarse por la aplicación del presente artículo serán resueltos por la jurisdicción social a través del procedimiento establecido en el artículo 139 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre.

¿Si el trabajador ha estado en un ERTE se considera que tiene dos pagadores y por lo tanto está obligado a hacer la declaración de la renta?

Sí, estará obligado a hacer la declaración de la renta por tener dos pagadores. En caso de no hacerla podría ser sancionado por Hacienda.

¿La empresa puede pedir a los trabajadores en ERTE que se incorporen al trabajo en función de sus necesidades, servicios o número de clientes?

Sí, la empresa debe organizar su plantilla en función de los pedidos, clientes, servicios… y debe adaptar la plantilla a esta demanda. Por tanto, el trabajador debe seguir las instrucciones que le comunique la empresa tanto si debe incorporarse como volver al ERTE.

¿Qué pasa cuando a un trabajador se le confirma que está contagiado?

En este caso se han de adoptar un conjunto de medidas, pero las dos inmediatas serían tramitar la baja por incapacidad temporal. El trabajador tendrá prohibido volver al trabajo. Esto es aplicable incluso si el empleado es asintomático.

En segundo lugar, deberá ponerse en contacto con la empresa de prevención de riesgos laborales para que adopte las medidas y aplique los protocolos de la Covid-19. En todo caso será necesario reforzar las medidas, ya sea con nuevos EPIS, formación o actualizar la información para evitar el contagio y la propagación del virus en la empresa.

¿La empresa puede obligar a coger o descontar las vacaciones?

No, la empresa no puede. El artículo 38.2 del Estatuto de los Trabajadores establece que el período o períodos de vacaciones se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido, en su caso, en los convenios colectivos. En cualquier caso, se notificará al menos con dos meses de antelación.

¿Qué ocurre si una persona se niega a acudir al puesto de trabajo por miedo de contagio, o cualquier otra circunstancia?

Todo trabajador debe cumplir con las directrices de la empresa. En caso de negarse se expone a la posibilidad de que la empresa pueda aplicar el régimen disciplinario establecido en su convenio colectivo.

Si necesitas más información no dudes en contactar con DADES i SERVEIS.

 

Entradas Relacionadas

DADES & SERVEIS S.A. utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor navegación y servicio, analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web.

Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Para cambiar su configuración u obtener más información consulte nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies