¿Sabes cómo aplicar el pago delegado?

El pago delegado consiste en el abono al trabajador del subsidio económico por incapacidad temporal por delegación de la mutua o el Instituto Nacional de la Seguridad Social, INSS, a través del salario. Es decir, cuando la empresa paga la nómina asume el rol de pagador y abona el subsidio de incapacidad temporal o enfermedad.

Por lo tanto, la empresa es responsable del pago delegado durante el período de incapacidad temporal y empieza a hacerlo efectivo:

Por contingencias comunes. Desde el día 16 de baja. (En los supuestos de enfermedad común o accidente no laboral, el abono del subsidio entre los días 4 a 15 de baja en el trabajo, ambos inclusive, se atribuye al empresario. A partir del día 16 de baja, la responsabilidad del abono incumbe al INSS, Instituto Social de la Marina, ISM, o a la mutua, en su caso, aunque la materialidad del pago se continúe llevando a cabo en concepto de pago delegado por el mismo empresario).

Por contingencias profesionales. Desde el día 1 de baja.

¿Es obligatorio el pago delegado? Si, el abono de la prestación económica lo efectúa la empresa con la misma periodicidad que los salarios, en virtud de la colaboración obligatoria de las empresas en la gestión del régimen general de la seguridad social, descontando del importe del subsidio la retención por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, IRPF, y las cuotas a la seguridad social.

El abono de esta prestación se compensa a través de las cotizaciones de la seguridad social.

¿Qué pasa en caso de incumplimiento? En los supuestos de incumplimiento empresarial de las obligaciones en el pago delegado será la mutua o entidad gestora la responsable de efectuar el abono de la prestación.

Hay que tener en cuenta que el artículo 22 de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social, LISOS, considera infracción grave en materia de seguridad social «incumplir las obligaciones económicas derivadas de su colaboración obligatoria en la gestión de la seguridad social», por lo que correspondería una multa de entre 626 y 6.250 euros.

Por otra parte, el empresario está obligado a conservar durante cinco años la documentación que acredite el cumplimiento de las obligaciones en materia de pago delegado de prestaciones. Incurriendo, en caso contrario, en infracción leve, según el Reglamento General de Recaudación de la Seguridad Social.

¿Cuándo responde el empresario del pago como responsable directo? En los supuestos de accidente de trabajo o enfermedades profesionales la falta del cumplimiento empresarial de afiliarse o dar el alta al trabajador implica una obligación de pago directo, respondiendo, en este caso, la mutua como responsable subsidiaria, sin perjuicio de las posteriores reclamaciones al empresario. Y sin perjuicio de las sanciones que puede conllevar la falta de alta, por parte de la inspección de trabajo.

Si tienes cualquier pregunta al respecto no dudes en contactar con DADES i SERVEIS.

DADES & SERVEIS S.A. utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor navegación y servicio, analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web.

Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Para cambiar su configuración u obtener más información consulte nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies