Ya tenemos aquí el registro de la jornada laboral. Y ahora, ¿qué?

La necesidad de hacer efectivo, desde el 12 de mayo, el registro de la jornada laboral ha tenido un gran impacto mediático, al tiempo que todavía hay empresas que no tienen muy claro cómo aplicar lo que establece el RDL 8/2019.

Para empezar, recordemos qué dice el artículo 34.9 del Estatuto de los Trabajadores:

“La empresa debe garantizar el registro diario de la jornada, que debe incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada trabajador, sin perjuicio de la flexibilidad horaria que se establece en este artículo.

Mediante negociación colectiva, acuerdo de empresa o decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa, se organizará y documentará este registro de jornada.

La empresa conservará los registros a que se refiere este precepto durante cuatro años y quedarán a disposición de las personas trabajadoras, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. ”

Dicho esto, te recordamos que el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, ha elaborado un documento Guía para facilitar la aplicación práctica de la norma, en el que se recogen criterios, a título informativo, en relación con este deber empresarial, sin perjuicio de la interpretación de la norma, que corresponde a los juzgados y tribunales del orden social.

Sin embargo, surgen ciertas dudas relacionados con:

– Determinadas pausas durante la jornada laboral como las de comer un bocadillo, tomar un café, fumar un cigarrillo …

– La media jornada.

– La regulación ante el hecho de que un trabajador llegue antes al trabajo.

La resolución de estos supuestos dependerá de la política interna de la empresa y de su flexibilidad. Si bien es cierto que algunas de las pausas ya están reguladas.

Llegados a este punto en DADES i SERVEIS queremos hacer estas recomendaciones a las empresas:

– Registrad toda la jornada del trabajador.

– Registrad la jornada cuando sea partida. Es decir, la pausa para comer.

– No es necesario registrar la pausa del “bocadillo”, ya tiene su propia regulación en el Estatuto de los Trabajadores o en los propios convenios colectivos.

– En cuanto a los trabajadores que no suelen trabajar en un centro de trabajo determinado: En los desplazamientos que el trabajador realice de ida y vuelta desde el domicilio o residencia no se considera jornada: no se registrarán. En los desplazamientos que el trabajador realice de ida y vuelta desde el centro de trabajo hasta el cliente se considera jornada de trabajo y se registrará. En caso de que no haya un centro de trabajo determinado: el hotel o domicilio tendría la consideración de centro de trabajo.

– En caso de que las jornadas sean flexibles deberíamos atender a lo que se establezca en la negociación colectiva. En caso de que el convenio colectivo no nos ayude a diferenciar trabajo efectivo de otros tiempos: pausas, esperas… sería recomendable pactar con los representantes de los trabajadores la forma de registro especificando cuáles son las pausas y qué son jornadas de trabajo efectivo. En caso de conflicto serán los juzgados y tribunales del orden social los competentes para determinar el tiempo de trabajo.

Si necesitas más información no dudes en contactar con DADES i SERVEIS.

Entradas Relacionadas

DADES & SERVEIS S.A. utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor navegación y servicio, analizando sus hábitos de navegación en nuestro sitio web.

Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Para cambiar su configuración u obtener más información consulte nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies